Los Aceites Sagrados Egipcios

El uso en Egipto de aceites para la sanación del cuerpo y del alma se remonta a la noche de los tiempos… realmente no sabemos cuando ni como apareció este regalo para la salud integral del hombre aunque se piensa que ese conocimiento provenía de la antigua ATL que se hundió a principios de la Era de Leo y que fue transmitido a los primeros Hombres tras el diluvio por los Dioses o Seres Superiores.

Además Egipto, por su climatología, es un lugar muy apropiado para el cultivo de flores fragantes, de hecho es el primer país exportador de perfumes del mundo. Muchas esencias de los perfumes favoritos que usamos en nuestro día a día, provienen de los cultivos de Al Fayum y del Delta del Nilo, en el Bajo Egipto.


En el Imperio Antiguo existían especialistas encargados de los aceites perfumados reales que se almacenaban en la Cámara de los Ungüentos, donde una selección de siete aceites sagrados era reservada para el uso de los más altos Sacerdotes y Sacerdotisas, y se entregaban al difunto para el transporte del alma ‘al más allá’ (Duat). El ajuar funerario del difunto incluía siempre perfumeros y pequeñas ánforas etiquetadas con marfil para contener dichos aceites sagrados.

En Sakkara se han descubierto dos tumbas del Imperio Antiguo (aprox. 2.300 A.C.) en donde se han encontrado tablillas de alabastro donde mencionan los siete aceites sagrados. Estos siete aceites se encuentran también en los Textos de las Pirámides, donde se nos cuenta su uso para ungir las estatuillas de los dioses, en los procesos de momificación y en la ceremonia de la apertura de la boca del difunto. También son mencionados en fórmulas jeroglíficas de médicos de la época, que los utilizaban para curar diversas patologías.

Pero además, existen otros siete aceites igualmente sagrados que han llegado hasta nosotros por tradición oral y que son la contraparte etérica de los siete aceites físicos. Están localizados en los chacras posteriores y son interdependientes de los físicos. Las Esencias Áuricas solo es recomendable utilizarlas cuando no existen bloqueos en los chacras físicos pues mueven fuerzas superiores que deben circular sin trabas. Solo deben ser utilizadas por personas especializadas en estas esencias, que tengan maestría en su uso.