Los Aceites Sagrados Físicos

Los ACEITES SAGRADOS FíSICOS se utilizan para desbloquear, abrir, expandir y limpiar los siete chacras principales del cuerpo (vórtices energéticos), así como los meridianos y la extensa red de nadis y sus glándulas endocrinas asociadas.

Los antiguos Sacerdotes egipcios, antes de ungir el cuerpo del enfermo, procedía a la consagración de cada aceite por la PALABRA, de modo que se potenciaba aún más la vibración y las cualidades de cada uno de ellos.

Información más amplia sobre cada aceite, dosis, elaboración, formas de administración, duración de los tratamientos, alquimia con otros aceites, etc, podrás recibirla en los cursos que vamos preparando, para que los utilices con conocimiento y sobre todo de forma sagrada y curativa. 

Ahora daremos una breves pinceladas de cada uno de ellos:

 

AMBAR ROJO

Es una mezcla de Ambar Rojo (una resina) y Benjuí (un aceite). Está asociado al chacra Raiz, limpiándolo de energías densas y reestableciendo nuestra conexión con la Tierra. Nos ayuda a aceptar nuestro propio cuerpo tal como es y sobre todo, tiene la propiedad de cortar lazos energéticos limitantes con otras personas, lugares, situaciones, apegos, etc. Elimina de nosotros el victimismo, dejamos de juzgar y nos hacemos responsables de nuestra propia vida. Equilibra la energía sexual en el hombre y la mujer. Especialmente indicado para personas que no ponen 'los pies en la tierra', es decir, que permanecen en los mundos espirituales o ideales sin saber manejarse bien aquí. Aceite denso, de color rojo o marrón oscuro, su aroma es profundo y amaderado.

 

ALMIZCLE O MUSK ROJO 

Se corresponde al segundo chacra o chacra sacro. Es nuestro motor de fuerza emocional, responsable de la sexualidad, el deseo de procreación, la asimilación de los alimentos, la creatividad y la forma con la que nos relacionamos con los demás. Extrae energía - al igual que el chacra raíz - de la tierra y del sol. En el chacra sacro residen el miedo, la culpa, la inseguridad y la baja autoestima. También los estados de dependencia de otras personas hacia nosotros o al revés. El aceite de almizcle ayuda al "entendimiento entre generaciones", entre madres e hijos y da paz durante el embarazo. Es muy bueno para los cuidados de la piel. También para trastornos de próstata, ovarios, útero, vejiga, alergias.  Nos infunde autoconfianza, mentalidad positiva y sensación de triunfo. Hace mucho tiempo se utilizaba el almizcle de gacela, pero desde hace más de 2000 años se fabrica a partir de las semillas de la planta Abelmochus Moschatus. 

 

JAZMIN

Este aceite se corresponde con el chacra del plexo solar y es muy importante para poder caminar en el mundo pues es el centro donde reside nuestro "yo" personal. Si este chacra se bloquea nos convertimos en vampiros energéticos, es decir, necesitamos extraer la energía de otras personas para suplir esta carencia. Nos da fuerza, energía, valor y voluntad para acometer los cambios necesarios de la vida. Elimina los miedos, la tristeza y la culpa. Al ser el chacra situado en la mitad del cuerpo, actúa como puente con los chacras superiores, cuando esta energía fluye 'hacia arriba' nuestra parte terrenal se pone en contacto con las energías más sutiles de los centros espirituales, y podemos interactuar con el exterior de forma equilibrada, sin apegarnos demasiado a las cosas pues conocemos nuestra esencia divina y sutil. Es un aceite de aroma penetrarte y dulce. Aporta alegría y valentía.

 

ROSA DAMASCENA

El chacra del Corazón o cuarto chacra es nuestro "centro del Amor", el que nos permite sentir simpatía hacia otras personas, cariño, amor, y poder comunicarnos a nivel emocional de forma equilibrada, sin ser 'demasiado emotivos'. Es un aceite Maestro pues sirve para purificar y abrir el corazón, y perdonar. Cuando hemos sentido un profundo dolor en nuestro corazón, este chacra se obstruye, se bloquea y nos quedamos en un plano puramente mental. Este aceite nos ayuda a olvidar, perdonar, perdonarnos y volver a empezar. Nos aporta seguridad y comprensión. Nos hace más compasivos, sin dejarnos abusar. Es muy relajante, da paz interior.

 

AMBAR KASHMIR

Corresponde al chacra de la garganta. Este chacra se bloquea en personas que no creen en sí mismas, tienen miedo de expresar lo que realmente piensan, les gustaría hablar pero no pueden, tienen miedo a decir la verdad, a herir a alguien o a sí mismas. Es, por tanto, el mejor aceite para mejorar nuestra comunicación con los demás. Es una aceite que promueve la ternura, es dulce, muy reconfortante, nos inspira y nos hace soñar.

 

SÁNDALO

Aceite de la madera del árbol del sándalo, actúa en el chacra del Tercer Ojo (entrecejo). Nos ayuda a activar la visión interior, ver la verdad de las cosas, evitar el autoengaño, recordar los sueños y conocer su interpretación, desarrollar poderosamente nuestra intuición, es decir, la voz interior que nos guía en la vida y eliminar los miedos a estar solo (problemas de tiroides). Calma la mente y nos ayuda a meditar. Estimula el sistema inmunitario. Relaja. En bañera es muy eficaz para todo tipo de problemas de huesos, reuma, etc. 

 

FLOR DE LOTO

Esta esencia ha sido usada desde tiempos muy remotos en Egipto para abrir, expandir y purificar el chacra coronario, con el fin de elevar a los iniciados por   encima del mundo terrenal, y ponerlos en contacto con los reinos del Espíritu,   para   poder luego ser expresado en la Tierra. Fue utilizado en los Templos y con él se ungía a los Reyes, Faraones y también a las estatuillas que representaban a los dioses para purificarlas y consagrarlas. Es un aceite que además, nos ayuda a ver nuestro propósito o misión en la vida, nos ayuda en la toma de decisiones, nos proporciona una gran paz interior y confianza en la vida. En muchas ocasiones nos ayuda a recordar vidas pasadas, activa nuestras memorias guardadas en el subconsciente y nos ayuda a ver el sentido último de lo que nos acontece. Es un aceite muy penetrante y duradero, activa la glándula pineal y los centros superiores de conciencia.